Los Grupos de Autodefensa en Michoacán

Durante el último año hemos visto con frecuencia noticias relacionadas con los grupos armados independientes de cualquier tipo de policía (no confundir con policías comunitarias). Muchas de estas noticias provienen de Michoacán, uno de los estados con más problemas de delincuencia organizada y de vacíos de autoridad. El fundamento de los grupos de auto defensa es la proteger de sus comunidades ante la falta de acción de las autoridades. ¿Es válido este argumento?

**********************************************************************

Las autodefensas de Michoacán son una reacción natural al abandono (y a veces complicidad) de las autoridades. Los habitantes de estas comunidades han sido constantemente asediados cada vez más violentamente por miembros de “La familia michoacana” y “Los caballeros templarios”. Una persona normal no puede soportar este nivel de humillación y amenaza sin reaccionar. Ellos han perdido el miedo a morir asesinados.  

La existencia de los grupos de autodefensa es entendible pero no justificable. El punto fundamental de mi detracción con estos grupos es que están fuera de la ley. Si se permite a algún grupo de personas armarse fuertemente con el propósito de defenderse se genera una excepción a la ley y se destruye su universalidad. Éticamente la ley deja de ser ley. Por más que sus razones sean las más humanas (el miedo a la muerte) se debe respetar el conjunto de reglas existentes.     

La excepción a la regla no la introdujeron los grupos de autodefensa sino el crimen organizado. El estado ha permitido, por su nula acción, que un grupo de personas, los carteles, se arme para delinquir. La ley ya esta rota y las autodefensas solo buscan reconstruir un orden que pueda ser la semilla de nuevas reglas que si se cumplan. Debemos partir de eso, en Michoacán ya no existe ley, ya no existe estado.

No voy a tratar de justificar la mediocridad de las autoridades locales, pero si la autoridad más inmediata no actúa se debe invocar a una autoridad superior. Es hasta agotar instancias que se puede declarar la inexistencia de la ley en un lugar. Admitir la existencia de autodefensas implica la inexistencia de cualquier autoridad, lo cual no es el caso.

La inexistencia de autoridad no se debe entender como un concepto nacional. En ciertas comunidades de Michoacán no existe forma de que las instancias federales actúen de inmediato. Es en este escenario donde surgen las autodefensas quienes tienen el control son criminales por lo que toda transgresión al orden se debe entender como una liberación.

El riesgo real de la falta de ley no son los grupos que genuinamente buscan defenderse sino los grupos criminales enemigos de los grupos criminales dominantes. En un sentido realista, no existe una forma seria de distinguir un grupo que busca apoderarse de una plaza ocupada por otro cartel de ciudadanos indefensos que tratan de reaccionar a la violencia.  

 

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s