Durante la anterior semana han sucedido una serie de acontecimientos en Venezuela que merecen mención. Primero, una marcha estudiantil termino con actos violentos donde, según cifras oficiales. 3 personas murieron, 66 fueron heridas y 69 detenidas. El gobierno acusó a opositores de provocar los actos violentos, la oposición culpo al gobierno de reprimir la manifestación con grupos paramilitares. Dos hechos diferencian la reacción gubernamental, por un lado se suspendió la transmisión de una señal de TV colombiana y por el otro Nicolás Maduro ha expulsado a tres funcionarios consulares estadounidenses. El gobierno chavista parece tomar más en serio estos acontecimientos que otros actos opositores previos. ¿Será este el principio de un movimiento similar a los de la llamada “primavera árabe”?¿O se trata solo de movimientos simples y estériles en las actuales condiciones venezolanas?¿El gobierno de Maduro realmente teme un golpe de estado o sólo mantiene un discurso altisonante?¿Que esta pasando en Venezuela?

protestasVenezuela2014 NicolasMaduro

*******************************************

El régimen chavista tiene las horas contadas. Y aunque se trate de pensar en las protestas actuales como la causa de la desestabilización, la verdad es que la crisis es una crisis alimentaria. En Venezuela es muy difícil conseguir productos de consumo simples, como son el papel higiénico, la harina, la leche. El pobre manejo de la inflación y la imposición de una tasa de cambio dictada desde el gobierno ha encarecido terriblemente la vida en este país. Este escenario fue el mismo de la Primavera Árabe. El hambre suele ser el factor clave en el nacimiento de revoluciones.

La inflación que se genera en Venezuela es ciertamente alta, similar a muchos otro eventos drásticos en la economía de países latinoamericanos (recordemos el efecto Tequila, en México o el Cacerolazo en Argentina). Es difícil achacar todo el problema a la política económica de Maduro. Sin embargo si queda claro que las protestas se están violentando a propósito para generar la llama de un conflicto mayor y la oposición aparece como el mayor beneficiado de todo este caos.

Más allá de acusaciones basadas en supuestos, lo cierto es que el gobierno de Maduro es irresponsable con sus declaraciones incendiarias, tratando de convertir en chivos expiatorios a los miembros de la oposición, cuando lo que un conflicto de esta naturaleza requiere es conciliación. Maduro es poco hábil para resolver conflictos de largo plazo y tiende a la inmediatez. Ha apagado el descontento por la inflación permitiendo saqueos navideños a tiendas departamentales y ha acusado de traidores a las cadenas minoristas encargadas de importar a Venezuela los productos que la economía bolivariana no produce. El factor clave para la caída de Maduro es Maduro, un personaje cuyo mayor mérito es haber sido un muy buen amigo de Hugo Chávez. 

Maduro y el chavismo no caerá. El mismo pueblo venezolano llevará cualquier tipo de protesta, si es el caso, por la vía pacífica de las urnas. Aunque se quiera pensar que Venezuela es Cuba, no es el caso. Debe recordarse que Venezuela es una democracia, imperfecta ciertamente, pero que tiene maneras reales de protestar. El chavismo ha perdido elecciones y la oposición también es gobierno en algunos estados. La violencia proviene de los mismos grupos que han recibido tantas críticas en países como México o Brasil. Deben privilegiarse las salidas democráticas a este conflicto.

En ese aspecto coincido completamente.  Sin embargo es el gobierno Venezolano quien esta haciendo más difícil esa alternativa no violenta. Se ha optado por desinformar a la población que en propiciar una salida negociada y que parezca justa a los actores. Es alarmante como se trata de satanizar a Leopoldo López de esta situación cuando se sabe de la existencia de grupos paramilitares pro-gobierno. Simplemente me parece irresponsable que se prefiera encontrar culpables que resolver problemas, aún en el hipotético caso de que Maduro tuviera un caso sólido contra este miembro de la oposición. 

El problema es que la historia pesa en Venezuela. Hugo Chavéz si sufrió un golpe de estado fallido y con el respaldo de Estados Unidos. La historia tiene muchos ejemplos no tan viejos como se cree. El gobierno chavista ha tratado desde el inicio generar una alternativa económica al sistema capitalista que prevalece. Esta posibilidad ha sido constantemente atacada y es importante señalar la injerencia de factores externos.