El día de hoy, martes 29 de abril, se efectuó el debate de los candidatos a presidir el Partido Acción Nacional, de tendencia conservadora y uno de los tres más importantes de México. Los dos candidatos, Ernesto Cordero y Gustavo Madero se declararon ganadores del mismo y han difundido encuestas que dejan claro que la elección que se efectuara el próximo 18 de mayo será cerrada. Debe recordarse solamente votarán los aproximadamente 250,000 miembros activos del partido y que el PAN, coincidamos con sus posturas o no, es un importante jugador en el ajedrez político nacional ¿Qué proponen ambos candidatos?¿Que conviene al PAN y al resto del país?¿Qué argumentos existen a favor de cada candidato?

cordero-y-madero-debaten-por-la-dirigencia-del-pan

***********************************************

El actual estado del PAN es delicado pero no necesariamente gris. Después del periodo oscuro en que este partido perdió la presidencia tras el desencanto del gobierno de Felipe Calderón la dirigencia que encabezo Gustavo Madero potencio el papel opositor del PAN. Dentro del Pacto por México se opto por empujar las reformas que se consideraban acordes al pensamiento panista, así como tratar de diluir cuanto fuera posible aquellas reformas que se consideraban contrarias. Esto es hacer política y hacer gobierno.

Lejos de ser un opositor serio, el PAN de Madero se convirtió en un alfil del gobierno priísta de Peña Nieto. Su oposición a las reformas como la hacendaría fue solo mediática y se percibió como un teatro arreglado previamente, en negociaciones privadas donde se negocio de manera gangsteril las labores que debían ser las del congreso. El Pacto por México es la principal falla de Gustavo Madero.  

El papel de Madero es debatible, pero sus resultados políticos y electorales son reales. En contraparte el senador Ernesto Cordero poco o nada puede ofrecer como líder. Nunca ha sido autocrítico respecto al pobre papel del gobierno calderonista del cuál formo parte en la derrota electoral del PAN. De hecho, su más notable acción es propiciar el actual escenario polarizado que pone al PAN más cerca de la ruptura que nunca. Definitivamente no luce como un líder conveniente.

La perdida de confianza de los ciudadanos al partido que alguna vez significo democracia y transparencia es causada por los elementos corruptos dentro del partido. Es escandaloso ver como la dirigencia panista ha cobijado y hasta justificado acciones como la de los “Moches”. Es triste que el PAN lo hayan transformado justo en lo que más criticaron sus fundadores.

El punto fundamental que debe tener en mente el panista que votará no es solamente como será el partido en el futuro, sino como influirá el partido en el futuro del país. La visión de la dirigencia actual puede parecer pragmática en un análisis superficial , pero el margen de maniobra era muy estrecho, y en realidad se hizo mucho más de lo que parecía posible. Producto de la fortuna o no, Madero ha hecho al PAN más relevante de lo que era justo después de la elección presidencial de 2012.

Siendo igualmente pragmáticos, el tiempo de Madero ha dado de sí, y al momento no parece ser el presidente que le pueda sacar provecho a las negociaciones que vienes, sobre todo en las leyes secundarias de lar reformas constitucionales. Suponiendo sin conceder que el Pacto por México fue una buena idea, era obvio que este llegaría a su fin donde cada partido tomaría sus propias banderas políticas y las empujaría con decisión. Cordero tiene más aspectos del panista ideal y luce más apto para conducir esta nueva etapa opositora del partido.