La semana que acaba de terminar nos ha dejado un escándalo fresco y muy mediático. Jorge Vergara anuncio el despido de Ricardo Lavolpe después de fungir menos de un mes como director técnico de las Chivas del Guadalajara. Esto no tendría nada de inusual si no fuera por que Jorge Vergara anuncio en conferencia de prensa que el  motivo de la rescisión de contrato fue una “conducta inapropiada hacia un miembro femenino del staff”. Lavolpe ha respondido describiendo una serie de situaciones que vivió en el club Guadalajara, dando a entender que esta acusación forma parte de un teatro del dueño de las Chivas para no pagarle su indemnización de 3 millones de pesos. Tenemos por un lado a dos personajes de personalidad fuerte y mediática que sabíamos que iban a terminar peleados. Por el otro tenemos una acusación de acoso sexual laboral que exige un protocolo distinto para cuidar a la víctima y que debe ser tomado de manera seria por todas las autoridades e instituciones relacionadas con el evento. Además de ello tenemos una prensa deportiva que adora el linchamiento mediático de personajes de quienes legalmente se debe presumir su inocencia. Polémica en su estado puro.

lavolpe_saiote

*************************************************

Lavolpe no es un técnico fácil. Suele tensar las relaciones dentro del vestidor y no era muy difícil predecir que terminaría peleándose con  Jorge Vergara. Sin embargo esta es la primera vez que un escandalo sexual ocurre en su carrera. Por las circunstancias es más factible que se trate de un nuevo e impulsivo golpe de timón por parte del dueño de las chivas y su mujer, Angélica Fuentes, también dueña del equipo. El matiz que le han dado si es novedoso; La institución chiva se preocupa por el respeto a las mujeres.

Antes que nada, se trata de un potencial abuso de poder con connotaciones sexuales. Tanto las autoridades como la institución Chiva debe ponerse del lado de la víctima en primera instancia. El asunto ciertamente se resolverá en los juzgados, y esperemos que se lleve a cabo con la sensibilidad hacia la víctima que un caso como este debe tener. Lavolpe no es culpable hasta que se demuestre lo contrario. Ahora, Vergara no es una persona que se preocupe de lo que digán acerca de como maneja sus empresas. Para correr a un técnico nunca le han hecho falta pretextos. De hecho, los tres millones de pesos que pagaría a Lavolpe serían migajas contra lo que aún sigue pagando a la empresa de Johan Cruyff.

No hay duda que los casos de acoso sexual deben tratarse con el mayor cuidado posible. Ahora, es difícil afirmar que la forma en que el club Guadalajara se desligo de Ricardo Lavolpe fue la adecuada. Parece que fue de manera unilateral y lo hizo presumiendo su culpabilidad. Además de ello dejo bajo una exposición mediática a Belén Coronado. Vergara ha seguido ventilando en medios detalles de la denuncia por acoso: ha dicho que hubo “tocamientos” y que Lavolpe se presento a reclamar a la podóloga en toalla ¿Qué diablos tiene que hacer él anunciando estos pormenores?. Vergara esta nuevamente tratando de limpiar su imagen pública a costa de las dos personas involucradas en la denuncia.  

Vergara no es un personaje intachable. Pero Lavolpe menos. Por su trato hacia los jugadores ha sido acusado de prepotente y autoritario. Se habla en medios que también es un tipo machista. Su conferencia de prensa estuvo orientada a minimizar la acusación de acoso y a enfatizar la tensa situación del vestidor chiva y su directiva. Quizás se trate de una estrategia legal, que es completamente válida, pero el caso es que el ha decidido litigar en los medios de comunicación.

La estrategia legal de Lavolpe probablemente incluirá una demanda por despido injustificado y en ella conoceremos mucho de lo que le ha ocurrido a muchos otros técnicos reconocidos del fútbol mexicano. No se trataría de una suma de dinero por lo que él estaría peleando sino mas bien por la reparación de su reputación, que es indispensable para un profesional del espectáculo (fútbol en particular).

Lavolpe conoce a Vergara desde hace tiempo. Nadie le puso una pistola en la cabeza para entrar a las Chivas. En este caso se leyeron cartas entre gitanos y va a ganar el más colmilludo.