Hoy es el día culminante de un proceso democrático envidiable desde la perspectiva latinoamericana. Escocia decidirá si quiere seguir siendo parte del Reino Unido. Es difícil tener una postura estando tan lejos de las islas británicas. Puedo sin embargo tratar de sentir empatía por casa grupo, los que apoyan el Si y los que apoyan el NO.

"Yes And "No" Campaigners Ahead Of The Scottish Referendum Vote Mi breve experiencia viviendo en Inglaterra me muestra que los escoceses no son percibidos como extranjeros por los ingleses. Referirse a ellos es como si yo siendo mexicano hablará de la gente de Chihuahua o de Campeche: Entiendo las diferencias, reconozco algunos aspectos de su personalidad, pero esencialmente son mexicanos para mí, y probablemente me molestaría pensar que quieren dejar de ser mexicanos.
En la otra mano los escoceses sufren de una falta de presencia en las decisiones de la Unión desde hace tres décadas y parece justo que empujen este movimiento que al menos a atraído la mirada de todo el mundo y ha obligado a las autoridades británicas a cuestionarse si acaso han ninguneado al segundo país más importante del reino (en este momento me siento un poco triste por el caso de Gales, de verdad).
Creo que lo mejor que puede ocurrir es que Escocia permanezca en el Reino Unido y que el Reino Unido se asegure de ser más representativo con los cuatro países que lo integran, generando canales para que su voz pese en las decisiones relevantes que ahora solo se centran en lo que Londres piensa.

Mientras tanto les dejo mi video favorito acerca de lo que ocurre en Escocia. Disfruten:

http://www.filmsforaction.org/watch/last-week-tonight-with-john-oliver-scottish-independence/?utm_content=buffer3be4c&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer